Tuxpan, Ver.- El cuidado y concientización por proteger a la tortuga marina, una especie en peligro de extinción, no se ha logrado al cien por ciento en esta zona.

Aún se continúan presentando casos de maltrato hacia los quelonios, ya sea por golpes o acciones que ponen en riesgo su conservación.

Sidronio Castellanos Sánchez, encargado del Centro de Atención y Conservación de la Tortuga Marina R5, precisó que lamentablemente se siguen reportando casos de tortugas que son golpeadas e incluso que son molestadas por quienes acuden a las playas, zona a la que llegan estos quelonios para anidar.

Lamentó que muchos de los casos que se han reportado de tortugas muertas o maltratadas son por acciones intencionales, ya que, a pesar de las diversas actividades para concientizar a la población sobre el cuidado y preservación de esta especie, quienes visitan las playas no toman conciencia del daño que provocan.

Detalló que varias tortugas han aparecido golpeadas, algunas otras con las aletas hacia arriba y no pueden girarse, pero también se presentan casos de tortugas que eclosionan y son atropelladas por vehículos, por lo que el daño a esta especie es severo, ya que recalcó que está en peligro de extinción.

Si bien, expuso, existen grupos que se dedican a realizar recorridos en las zonas de playa para preservar la especie, hay quienes aprovechan el más mínimo descuido de éstos para llevar a cabo una acción en perjuicio de las tortugas, esto al parecer, por total deshumanización y sentido común por respetar la vida animal, por lo que van más allá de las medidas que se implementan para el cuidado de los quelonios.

Por Iris Fabiola Román