Barcelona.- Más de un millón de personas se manifiestan en Barcelona durante la huelga general catalana.

En esta quinta jornada de protestan rechazan las penas de cárcel impuestas s su líderes.

La ciudad quedó paralizada tras los enfrentamientos entre quejosos y agentes de seguridad lo que dejó 475 lesionados.

Los policías utilizaron pelotas de goma y gases lacrimógenos y detuvieron a cuatro luego de que vandalizaron calles y quemaron barricadas.

Piden al gobierno español amnistía a los presos políticos y a los exiliados, para que se establezca un principio de respeto.