Wellington, Nueva Zelanda.- A raíz de la masacre en dos mezquitas en la ciudad de Chirstchurch, el gobierno de Nueva Zelanda reformará la ley de armas.

“Hay muchos neozelandeses que cuestionan que haya armas semiautomáticas disponibles”, reconoció la primera ministra Jacinda Arden en conferencia de prensa, donde adelantó que aunque “hay detalles que hay que mirar. No se trata solo de ciertos puntos de la ley” y es por ello que los cambios en la normativa llevarán algún tiempo.

El viernes pasado, un supremacista australiano entró a dos mezquitas y disparó a bocajarro contra los asistentes. Durante el ataque, transmitido en vivo por el propio agresor, fallecieron 49 personas; más tarde, en el hospital pereció uno de los 51 heridos.