Chihuahua, Chih.- Rafita, de seis años, desapareció el pasado 9 de agosto y ese mismo día se implementó un intenso operativo de búsqueda para dar con su paradero.

Sin embargo, la Fiscalía de Chihuahua logró la detención de Rosario Soledad “N”, quien tiene 23 años, vecino del menor, quien confesó que cuando el menor pasó por una tienda, éste lo jaló y lo metió a su casa para abusar de él, pero como se defendió lo aventó varias veces contra el piso y la pared, donde murió por un golpe en la cabeza.

Luego de matarlo lo metió en un closet envuelto en una sábana y una cobija, al paso de los días el cuerpo empezó a descomponerse, y para esconder los fuertes olores compró cloro y otros químicos.

Fue hasta el 13 de agosto que metió el cuerpo del niño a una bolsa negra y lo arrojó a un lote baldío, a escasos 250 metros del domicilio del menor.

El mismo sujeto dio aviso a las autoridades de que una camioneta había arrojado una bolsa negra, pero cayó en contradicciones, por lo que terminó confesando cómo mató a Rafita.

Rosario Soledad tiene antecedentes por haber abusado de una menor en condiciones similares en el 2015, por lo que fue sentenciado, además de narcomenudeo y robo.

¿Usted qué opina?: