Mocorito, Sin.- Ayer por la noche, Luis “N”, de 55 años,  asesinó de un balazo en la cabeza a su esposa Nidia del Carmen y huyó.  Hace unas horas reapareció en el velorio; los asistentes se quedaron inmóviles. Luis se acercó al féretro, miró el cuerpo de su víctima, se colocó la pistola en la cabeza y se pegó un tiro.

El estruendo del arma calibre 9 milímetros despertó de su impavidez a los dolientes, quienes reaccionaron y de inmediato llamaron a la policía. Cuando la autoridad llegó solo confirmó que Luis estaba muerto, tirado frente al féretro de la que fue su esposa, la mujer a la que segó la vida en un arranque de furia.

Los vecinos no se explican cómo se gestó este drama.  Ayer parecían un matrimonio normal y hoy, los dos estaban muertos, uno en el piso y ella dentro de su ataúd.

Nidia del Carmen será sepultada esta misma tarde en el cementerio de la comunidad El Mezquite y su ex marido, posiblemente sea enterrado mañana, en el mismo  lugar, aunque lejos de su exmujer.