Tuxpan, Ver.- Una vez más, el nombre del hospital general de Tuxpan “Emilio Alcázar Romo” sale a relucir y como siempre, no es por ser una buena institución de salud, sino porque además de la deficiente atención médica que otorga, ahora se ha negado a atender a una mujer embarazada portadora del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que se encuentra a punto de dar a luz.

Se trata de una paciente de 35 años que lleva más de 8 días hospitalizada en las instalaciones del nosocomio esperando a que pueda ser intervenida mediante una cesárea para poder dar a luz a su bebé.

La pareja de la joven mujer, que pidió que se mantuviera en anonimato tanto su nombre como el de su esposa, externó que se encuentra desesperado pues mientras más pasan los días existe un mayor riesgo de que el bebé muera dentro del vientre de su madre y que es necesario que la joven dé a luz mediante una cesárea para evitar un parto natural, pues al pasar por el canal vaginal el pequeño puede infectarse de VIH.

Externó que el director del hospital, Rogelio Vázquez Flores no ha autorizado el ingreso de la paciente al quirófano para su cesárea, mientras que el ginecólogo Jacinto Costa, quien atiende a la paciente se ha deslindado de cualquier presunta negligencia que pudiera estar cometiendo el hospital.

“Nos decían que hacía falta sangre, que era el requisito principal para operarla, sin embargo, ya la hemos conseguido desde hace algunos días y hasta el momento no han podido operar a mi esposa, ya no sé qué hacer”.

El joven agregó que hasta el momento han realizado el desembolso de cerca de 5 mil pesos en gastos médicos y medicinas a pesar de tener Seguro Popular.

Por último, el desesperado esposo pide la intervención de las autoridades de salud competentes para que puedan atender a la brevedad tanto a su esposa como a su bebé y evitar que ocurra una muerte materno-infantil.