Ciudad de México.- Los Ministros de la Suprema Corte de Justicia no se conforman con cobrar estratosféricos sueldos, sino que a través de una contratación cruzada tienen a hijas cobrando más de 100 mil pesos en la nómina del máximo tribunal del país.

De acuerdo con un informe del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), son Luis María Aguilar Morales y Jorge Mario Pardo Rebolledo, quienes  tienen trabajando a sus consanguíneas.

Cada una de ellas cobra  un salario de más de cien mil pesos, cantidad que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, pretende fijar como tope para los altos funcionarios del país.

Se sabe que ninguno de los integrantes de la SCJN contrató a sus familiares de manera directa, para evitar una violación a la ley, sino que recurrieron a un esquema de contratación cruzada que, ha identificado como relaciones endogámicas en el reporte “El déficit meritocrático, nepotismo y redes familiares en el Poder Judicial de la Federación”.

¿Usted qué opina?: