Xalapa, Ver.- El receso en la sesión que dictaminaría sobre un posible juicio político contra el fiscal Jorge Winckler es para que Morena tenga tiempo de comprar los votos necesarios.

De acuerdo con el diputado local del PAN, Bingen Rementería Molina, la bancada del partido oficialista busca “comprar consciencias” debido a que requiere por lo menos 34 50 legisladores en contra.

“Lo que están haciendo es que están ganando tiempo para conseguir o comprar conciencias de diputados que se han manifestado en contra del dictamen de juicio político porque conocen la ley. Aquellos que no están en contra del dictamen es por un interés o por y desconocimiento del reglamento y de la ley de juicio político”, explicó.

¿Usted qué opina?: