Puebla, Pue.- Tras negarle la atención en el Centro de Salud y Servicios Ampliados (Cessa) de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, un hombre de nombre Pioquinto, de 34 años, falleció por no ser atendido por el personal.

Aunque minuto después personal de atención prehospitalaria arribó a su domicilio para auxiliarlo, el varón ya había perdido la vida.

Los hechos ocurrieron la noche de este miércoles 18 de septiembre cuando el hombre comenzó a sentirse mal y empezó a convulsionar.

Debido a ello sus familiares lo llevaron al centro de salud ubicado sobre el bulevar Forjadores.

Pero al llegar y pedir que atendieran al hombre, el médico en turno se negó a recibirlo y atenderlo, sin que se especificaran los motivos.

Los familiares tuvieron que regresar con el paciente a su domicilio en la calle Nacional y Zaragoza, de la colonia Independencia.

Posteriormente solicitaron el apoyo al número de emergencias 911 y minutos después acudieron técnicos en urgencias médicas del SUMA y policías municipales.

Al valorar al hombre los paramédicos sólo pudieron corroborar que ya no contaba con signos vitales.

Los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) resguardaron el inmueble dando aviso a personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) para las diligencias correspondientes.

Por Jorge Barrientos