Veracruz, Ver.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no, que Veracruz se queda como está, y descarta reducir las tarifas de energía eléctrica para la entidad veracruzana.

Una vez más repitió  que  no aumentará en términos reales el precio del servicio, y que está más enfocado en rescatar a la Comisión Federal  de electricidad,  a la que dejaron para el arrastre, y sí eso se nota y se siente en los hogares, al menos en los de los veracruzanos que tienen apagones continuamente y como consecuencia aparatos descompuestos, mal rato por las altas temperaturas, gastos que generan y que nadie les repone.

El mandatario de la nación dijo que el caso de Tabasco es especial porque el estado  “especial” puesto que dicho Estado se comprometió   pagar parte de la deuda que tenían los usuarios, pero que no es como lo pintan.

Y que ese apoyo que da a su natal tabasco, es nada más un apoyo “especial”

Y como siempre sacó a relucir que esta situación de las tarifas en Tabasco se está utilizando por sus adversarios para hacerlo quedar mal.

Esta situación no solamente la han visto los adversarios, la han visto cada mexicano que está ya manifestándose por el trato especial a su lugar de origen  ¿y los demás que no merecen el mismo trato? Se cuestionan empresarios y ciudadanos.