Irapuato, Gto.- Salvador Moreno apareció botado en una calle luego de ser ejecutado por miembros del crimen organizado que descubrieron que era un militar infiltrado.

El elemento adscrito a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) era parte del área de Inteligencia y aunque las primeras versiones indicaban que había sido atropellado, en realidad un balazo en la cabeza acabó con su vida.

Se sabe que Morena trabajaba infiltrado, pese a que el Ejército no ha querido posicionarse después de su muerte, sin embargo, las pesquisas giran en torno a que fue descubierto por la delincuencia organizada, que constantemente libra enfrentamientos contra las autoridades.