Zongolica, Ver.- El deceso de un hombre de 84 años en el baño del IMSS Prospera de Zongolica se debió a una negligencia, concluyó la CNDH y emitió una recomendación.

El hombre ingresó al hospital el 30 de agosto de 2018, tenía dolores agudos y vómitos, por lo que, en el pasillo, le aplicaron una inyección de ranitidina y se le dio de alta.

Los dolores continuaron y el paciente acudió al baño en dos ocasiones; el médico que le había dado el alta tardó cinco minutos en encontrar un estetoscopio y cuando volvió, el hombre estaba muerto.

Anemia crónica, shock hipovolémico, desequilibrio hidroelectrolítico y cuadro intestinal agudo fueron las causas de la muerte que arrojó la necropsia, por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) determinó que hubo una negligencia médica.

En la recomendación 11/2019, la CNDH pide al IMSS que repare de manera integral el daño a los familiares del paciente, lo que contempla una compensación y atención sicológica.