Ciudad de México.- Una pequeña de origen chino, de apenas tres años, se convirtió en la persona más joven de padecer cáncer de mamá y poder superarlo.

El padecimiento que le aquejaba a Yan Yan fue descubierto por su madre, quien le encontró el pequeño bulto en uno de sus pechos. Fue el médico que tras una serie de análisis le confirmó y la exhortó a practicarle una cirugía.

A pesar de que sólo tiene tres años, Yan luchaba por salvarse del cáncer que pretendía terminar con su vida.

¿Usted qué opina?: