Cazones de Herrera, Ver.- Un menor de edad estuvo a punto de encontrar la muerte ahogado en las playas cazoneñas, luego de que se resbalara y las olas lo empezaran a llevar al fondo del mar, afortunadamente bañistas se dieron cuenta y lograron salvarle la vida.

En cuestión de minutos varias personas se acercaron a brindar ayuda, unos gritaban pidiendo auxilio, otros decían que pidieran una ambulancia, pero el papá del menor no lo pensó dos veces y fue llevado a un hospital donde su estado de salud es reportado fuera de peligro.

Se logró saber que J. C. C. J. de 12 años, originario de Naucalpan, Estado de México, vino en compañía de su familia para disfrutar los últimos días de vacaciones, pero todo estuvo a punto de terminar en tragedia.

Cabe señalar que a los pocos minutos arribaron elementos de la Policía Municipal, quienes ya no encontraron nada y decidieron retirarse, ya que los palaperos les informaron que ya todo estaba bajo control.

Por Julio Ramírez