Martínez de la Torre, Ver.- Prepotencia, altanería, arrogancia, son algunas de las cualidades de los nuevos funcionarios de la Cuarta Transformación (4T), la gran mayoría son recomendados por altos funcionarios federales o estatales, y es por lo cual, siguen en los puestos que les regalaron sus amigos.

Es el caso del Lic. Richard Torres Ramírez, quien es el actual oficial del Registro Civil, que se comporta de una manera grosera con los ciudadanos que requieren un servicio, quienes son tratados de mala manera y en muchas ocasiones, no son atendidos.

Con la excusa: “ni que me pagaran tan bien para estar aquí”, “soy de tierra caliente y por eso soy así”, es como se escuda este funcionario, para tratar mal a las personas y en ocasiones hasta alzarles la voz para imponer su autoridad.

“Casos que anteriormente se resolvían en uno o dos días, hoy se llevan semanas y hasta más del mes para darle solución, sin que nadie haga nada al respecto, no hay autoridad que ponga un hasta aquí a la situación que prevalece en esta dependencia”, son las palabras de un trabajador que solicitó guardar su anonimato por miedo a represalias.

“Cientos de quejas por parte de los ciudadanos no se han dejado esperar, son ellos quienes tienen que dejar pagadas sus actas o sus correcciones, y en ocasiones hasta 500 pesos tienen que pagar, para regresar cuando Torres Ramírez tenga las ganas de atenderlos y resolverles su situación”, terminó comentando el trabajador del Registro Civil.