Tijuana, BC.- Luego de que el gobernador Kiko Vega incumpliera su compromiso de pagarles sus quincenas atrasadas, docentes jubilados y pensionados de la Sección 37 del SNTE continúan en paro laboral que ha dejado sin clases a los alumnos de las más de 900 escuelas básicas de la entidad.

Luego de señalar que durante estos días profesores jubilados han mostrado problemas de salud, pues algunos de ellos necesitan que les suministren medicamentos de manera continua, la dirigente sindical María Luisa Gutiérrez Santoyo indicó que no todo mundo cuenta con el apoyo de hijos, hay compañeros con edad avanzada, y es preocupante su situación por la falta del dinero que consideraban asegurado.

Por otra parte, Gutiérrez Santoyo expresó sus temores de que tampoco lleguen para ellos los próximos pagos. “Estamos preocupados de saber qué va a pasar en noviembre y sobre todo en diciembre cuando todos esperamos contar con los ingresos destinados a la cena con nuestras familias”, explicó.

¿Usted qué opina?: