Oaxaca, Oax.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que desde hace mucho tiempo ha sostenido que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, por lo que no quiere la guerra con el crimen organizado.

En la conferencia de prensa de este viernes, desde Oaxaca, el mandatario rechazó que el Estado mexicano haya demostrado debilidad ante el crimen organizado tras verse superados en número y haber dejado en libertad a Ovidio “N”, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Eso es más que nada una conjetura de los expertos, de nuestros adversarios, los conservadores no van a estar contentos con nada y van siempre a cuestionar, nosotros no tenemos duda acerca de que fue la mejor decisión”, insistió.

“El poder no es prepotencia, no es violencia, es humildad, el poder sólo tiene sentido y se pone en virtud cuando se pone al servicio de los demás, y encabezo un gobierno civilista, no es una dictadura militar, o un gobierno civil con tintes militares”, expresó.

Dejó claro: “No queremos la guerra (…) ¿Cómo son todos los procesos? Son de una vez y en definitiva son de aniquilamiento, esa es la mentalidad autoritaria, barrer, eso no da resultados ni es humano”.