Álamo, Ver.- Habitantes de la colonia Francisco I. Madero de esta localidad frenaron la obra de construcción de una gasera que se ubicaría sobre la calle Amado Nervo, pues consideran que ésta representa un riesgo para los vecinos del área; los inconformes señalaron que este paro cuenta también con el apoyo de habitantes de colonias aledañas, quienes no permitirán que cualquier empresa o particular haga lo que quiera en complicidad con las autoridades locales.

Los molestos vecinos demandaron la presencia de autoridades locales para exigir una explicación del porqué autorizaron la instalación de dicha obra en el área, ya que por el riesgo que ésta representa, debieron considerar antes que nada la seguridad de los colonos; sin embargo, los representantes del palacio aseguraron que no tenían conocimiento de la misma.

Por su parte, el representante de la empresa Hilda Gas, que es la que realiza dicha construcción, aseguró que cuentan con todos los permisos y autorizaciones para llevar a cabo su construcción. Y ante semejante contradicción, los vecinos de la Francisco I. Madero amenazaron que no permitirán el avance de la obra, así tengan que montar guardia las 24 horas y bloquear el acceso a la misma, pues temen por la integridad de los habitantes.

Alberto Lee