Ixhuatlán de Madero, Ver.- Habitantes de la comunidad de Jonotal Azteca revelaron que a casi siete meses de las inundaciones que los dejaron damnificados no han podido retomar sus vidas normales.

A principios de febrero, más de 70 familias perdieron su patrimonio cuando el arroyo se desbordó y el agua las sorprendió en plena madrugada. Aunque no hubo pérdidas humanas, sus viviendas quedaron afectadas, algunas al 100 por ciento.

Las despensas y el apoyo en especie que recibieron en aquel entonces ya se terminaron, sin embargo, lo que más preocupa a los pobladores es cómo levantar las casas que la inundación arrasó y estaban hechas, en su mayoría, de materiales endebles como madera y otate.

Otras pérdidas fueron sus animales de granja, con los que se ayudaban para llevar el sustento a sus casas, algo que no han podido reponer y actualmente tienen dificultades para generar ingresos económicos.

¿Usted qué opina?: