Nueva York.- Para protegerla de vecinos y grupos cívicos que la considera un “símbolo de odio y racismo”, Nueva York ha inscrito a la estatua de Cristóbal Colón en el Registro Nacional de Lugares Históricas en una acción destinada a evitar que se repita lo que pasó en  Los Ángeles, donde la figura del navegante genovés fue retirada.

El gobernador Andrew Cuomo, aplaudió la decisión de incluirla en el Registro Nacional porque considera que la estatua representa “un tributo” a las diferentes maneras en las que los vecinos del Empire State acogen a los inmigrantes que llegan desde todos los rincones del mundo. También se reconoce la contribución de la comunidad italoamericana a su cultura.

Aunque la estatua de 23 metros de altura permanecerá en su plaza a los pies de Central Park, ya se decidió que deben incorporar nuevos elementos informativos que permitan explicar al público lo que representa en la historia de Estados Unidos. Además, se encargó la instalación de otro monumento en la ciudad dedicado a reconocer a los pueblos indígenas para así mantener una conversación colectiva para superar los prejuicios y fomentar el entendimiento mutuo.

La decisión llega después de la polémica que provocó la retirada de otra estatua de Colón del principal parque de Los Ángeles, el pasado 10 de noviembre, con la argumentación de que el almirante, que llegó a América en 1492, fue “un genocida” de las tribus indígenas, en una campaña liderada por el concejal Mitch O’Farrell contra los símbolos de la conquista española.

¿Usted qué opina?: