Tlalnepantla, Edomex.- Hace 35 años que una tragedia enlutó a México: el estallido de una planta de gas de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la colonia San Juan Ixhuatepec, mejor conocida como San Juanico.

El cielo del 19 de noviembre de 1984 se iluminó con una serie de explosiones que calentaron el ambiente al rojo vivo y desató el pánico de las familias, a pesar de que era de madrugada.

“Toda la colonia parecía un gran infierno (…) Era de madrugada pero la luz del fuego era tan intensa que parecía como si fuera el mediodía”, contó en su momento Hermelinda Gómez, una secretaria de 19 años.

El fuego devastó todo, mató a 503 personas y hubo más de 900 heridos, la mayoría con quemaduras de primer y segundo grado. El día del siniestro 32 hospitales de la Ciudad de México y el Estado de México se llenaron de pacientes.

Hoy el alcalde de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz, encabezó una ceremonia para recordar aquel fatídico día y develó una placa alusiva en el panteón Caracoles, además de que colocó una ofrenda floral en el parque Hidalgo.

“Se debe reflexionar sobre qué sucedió, pero también, qué es lo pendiente, qué debemos hacer para que no se repita esa historia porque el riesgo siempre es una posibilidad y debemos actuar como gobierno municipal; nunca más un 19 de noviembre”, exclamó el alcalde.