Ahora por violencia obstétrica; joven, a punto de perder la matriz por una mala atención

Poza Rica, Ver.- Una joven que se encuentra internada en la clínica 24 del IMSS, se debate entre la vida y la muerte, debido a una presunta violencia obstétrica cometida por médicos, por lo que la denuncia fue interpuesta en la Fiscalía, donde ya se inició una serie de investigaciones.

Ariana Díaz Santiago, de 18 años, vecina de la colonia Anáhuac, es la joven cuyo estado de salud es delicado, así lo declaró la señora Olga Olivia Hernández Martínez, suegra de la paciente.

Este martes, a las 16:00 horas, acudieron con un pase para que le practicaran cesárea, incluso firmaron documentos y hasta varias horas después les indicaron que la joven estaba delicada.

Los médicos amagaron con quitarle la matriz a la paciente, debido a que todo se había complicado porque la placenta se quedó dentro del vientre. Lo que fue calificado como una responsabilidad de los médicos, a decir de los familiares de la chica, pues de manera previa se autorizó que se le practicara una cesárea.

Ayer fue interpuesta la denuncia en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social y contra quien o quienes resulten responsables, por el delito de violencia obstétrica.

Antes del anochecer de este miércoles, las autoridades iniciaron con las investigaciones, incluso un médico legista acudió a valorar a la víctima y se logró conocer que en efecto su estado de salud es delicado.

Por Clemente Hernández Reyes

¿Usted qué opina?: