Asunción, Paraguay.- El candidato oficialista Mario Abdo Benítez es el favorito para ser el próximo presidente de Paraguay en las elecciones que se celebran este domingo, su principal rival es el abogado Efraín Alegre, de la alianza centroizquierdista Ganar.

Abdo, el abanderado del Partido Colorado, es hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner y aseguró poco antes de la jornada electoral que va a “liderar un gran proceso de diálogo nacional”.

Por su parte, Alegre, ha convencido a su electores con una promesa de salud gratuita y la disminución de la tarifa eléctrica. “Hoy va a ganar el Paraguay, un Paraguay que apuesta al futuro, a su grandeza, no al pasado”, proclamó.

Además de la Presidencia, 45 escaños del Senado, 80 de la Cámara de Diputados y 17 gobiernos regionales se juegan en los comicios que han llamado a las urna a 4.2 millones de paraguayos.