Poza Rica, Ver.- El proyecto para llevar agua a la Ciudad de México, desde el río Tecolutla ha quedado detenido, a menos por este sexenio. Esto permite retomar la opción de Poza Rica para conectarse a este corriente, ante la inminente perdida del caudal del río Cazones.

La Comisión Nacional del Agua, a través de la Gerencia de Construcción y la Coordinación General de Proyectos Especiales de Abastecimiento y Saneamiento, confirmó que este gobierno, no existen trámites vigentes del proyecto “Tecolutla-Necaxa”, que estaba impulsando el Gobierno de Peña Nieto.

El Organismo Cuenca Golfo (CNA), a través de la Directora de Asuntos Jurídicos, María del Carmen López Maldonado, también confirmó la inexistencia física y electrónica de trámites del llamado Sistema Tecolutla-Necaxa, que permitiría la extracción de 13,000 litros por segundo de la cuenca del río Tecolutla.

Peña Nieto y su gabinete habían considerado invertir 9,478 millones de pesos en una primera etapa y 11,300 millones en la segunda, para construir un sistema que permitiera apuntalar los requerimientos de agua de la Ciudad de México por los próximos 20 años.

Una de las dificultades era que el acueducto requería cruzar por tierras ejidales (71%), interfería con el cruce de 12 ferrocarriles, 54 carreteras, 28 ductos de Pemex, 16 canales, 28 cauces y 7 autopistas.

Como se recordará, desde el 2014 Poza Rica propuso la construcción de un nuevo acueducto desde el río Tecolutla, para garantizar el abasto de esta creciente ciudad, ya que el río Cazones, en temporada de estiaje resulta insuficiente.

Poza Rica requiere de entre 900 y 1200 litros por segundo para enfrentar los retos de las próximas décadas.