Managua, Nic.- Con lujo de violencia fueron reprimidas las personas que quisieron protagonizar una manifestación con la que pedirían libertad para presos políticos.

Más de 60 manifestantes fueron detenidos, después de que el presidente Daniel Ortega prohibiera las manifestaciones en su país.

Las personas que fueron reprimidas por la policía nicaragüense, manifiestan vivir una situación de represión más cruel que la que viven en Venezuela, donde el estado utilizó agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE), un cuerpo élite de la Policía Nacional, capturaron a unas 66 personas previo a una manifestación, incluidos periodistas, líderes opositores, una exguerrillera sandinista y un exministro de Educación.

Las familias de los detenidos, piden al gobierno de su país que sean liberadas todas las personas, pues no han cometido ningún delito para que los tengan tras las rejas como delincuentes.

 

 

 

¿Usted qué opina?: