Ciudad de México.- La secretaria de Energía, Rocío Nahle, aclaró que Pemex y la Sener únicamente supervisarán la obra de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, y que otras compañías participarán en una licitación para construir el proyecto, presupuestado en ocho mil millones de dólares.

Luego de que la licitación restringida para este proyecto fuera declarada desierta y el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara que la obra correría a cargo de Pemex y la Sener, Rocío Nahle puntualizó que nunca se dijo que no había empresas capaces de hacer la refinería y precisó que habrá seis paquetes que serán coordinados a través del Project Manager, que no es el que construye, sino el que lleva el desarrollo.

Pemex va a ser el Project Manager con Sener e IMP. Los seis paquetes por supuesto se van a licitar para empresas mexicanas y para empresas extranjeras. Es por paquetes: la planta coquizadora, hidrosulfuradora, diferentes paquetes modulares (…) Habrá licitaciones abiertas, invitaciones restringidas; habrá asignaciones y todo lo que permita la ley, privilegiando tiempo y dinero”, dijo en entrevista para el diario La Jornada.

La refinación es un negocio rentable, abundó la funcionaria, quien consideró que la política neoliberal dividió a Pemex en la parte de la exploración, que luego vendía a la empresa el petróleo a precios internacionales, más “una carga alta de refinación”, lo que hizo que la utilidad se viera disminuida.

“Shell o Exxon en Estados Unidos sacan su petróleo, tienen su compañía perforadora, esa misma compañía traslada su petróleo a sus refinerías y esas mismas refinerías trasladan su gasolina a sus gasolineras. Tienen toda la cadena y entonces ellos en toda la cadena tienen todo el valor agregado”, ejemplificó al comparar el modelo mexicano.

¿Usted qué opina?: