Puebla, Pue.- Las leyes contra la discriminación son letra muerta en Puebla, destacó el presidente de la organización "No dejarse es incluirse", Onán Vázquez Chávez, quien señaló que desde 1996 a la fecha se han concretado 65 crímenes de odio en contra de la comunidad LGBTTTI, 33 de ellos en la capital.

Durante el Foro Discriminación, Violencia y Crímenes de Odio, organizado en el Congreso local, puntualizó que la discriminación es un obstáculo en el ambiente laboral, al menos así coincidió el 52 por ciento de las personas que participaron en una encuesta sobre el tema.

Es por ello que adelantó que la comunidad pedirá un mayor esfuerzo del Poder Legislativo para que fortalezca la ley contra la discriminación, pues es preocupante la cifra de víctimas mortales, sobre todo en siete estados: la Ciudad de México (193), Estado de México (123), Veracruz (85), Nuevo León (81), Chihuahua (72), Michoacán (71) y Jalisco (67).

La discriminación se nota también en la falta de denuncias, según Vázquez Chávez, quien observó que “cuando suceden estos asesinatos son los propios familiares quienes ya no siguen con el proceso de denuncia ante la Fiscalía General del Estado, por pena y porque las autoridades tampoco facilitan el proceso”.

Redes