Xalapa, Ver.- Dejar pasar y que la iglesia reubique a sacerdotes que han cometido un delito es un error, el estado debería actuar en consecuencia.

Lo anterior dicho por Manuel Bernal Rivera en su reunión semanal con los medios. El secretario de derechos humanos del comité estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) amplió su postura al declarar que debe actuarse de forma legal y no solo pidiendo perdón exonerar a quienes hayan incurrido en este delito.

“Es verdaderamente un asunto que se tiene que atender con mucha objetividad” dijo. “Es una situación que las altas autoridades de la Iglesia Católica han denunciado, lo cual, es correcto. Pero no solo se trata de separar a un clérigo que cometa alguna conducta que puede ser un delito, como es la pederastia.

Sin embargo, pareciera que solamente los cambian de parroquia y se olvida el asunto. Yo creo que, cuando una persona proveniente  de cualquier religión comete un delito como este, por sí mismo es grave.”

SEPARARLOS DEL CARGO

Explicó su postura. Dijo que no solo  tiene que ser separado, sino que  tiene que ser puesto a disposición de las autoridades correspondientes porque no hacerlo implica promover la impunidad.

Las autoridades eclesiásticas pudieran convertirse en cómplices pasivos, porque si saben que uno de su feligresía está cometiendo actos de lesa humanidad debe de ser denunciado. De lo contrario podría ser considerado su cómplice.

Es un delito grave que lastima a la sociedad, que lastima a los menores de edad y que  evidentemente nos preocupa porque pudiéramos presumir que, atrás de una sotana puede haber un posible delincuente al que no conocemos.

Hay actos de esta naturaleza, lo ha dicho la propia iglesia. Ofreció el Papa la semana pasada actuar, lo mismo dijo “Si lo están recomendando se tiene que aplicar. Hay que actuar por el bien de la sociedad. No solo es un mal ejemplo. Tiene que ser denunciado.”

Por Livia Díaz