Veracruz, Ver.- Se reitera el llamado a la ciudadanía a no acudir a las playas durante este periodo de emergencia sanitaria que se estableció por coronavirus, afirmó la subdirectora de Control y Prevención de Enfermedades de la Secretaría de Salud, Guadalupe Díaz del Castillo.

“No acudas a las playas, este no es un periodo vacacional y recuerda que todas las asociaciones religiosas cancelaron sus eventos masivos, es momento de estar en casa, acuérdate que la idea de estar en casa hoy, es para que cuando nos reunamos, no falte nadie”.

Pese a que se atraviesa el periodo de Semana Santa, la funcionaria aseveró que no se trata de un periodo de vacaciones, pues actualmente se estableció un periodo de cuarentena preventiva para evitar contagios de COVID-19.

La funcionaria recordó que la población que debe cumplir con el resguardo domiciliario corresponsable, son aquellos que enfrenten alguna condición de riesgo, tales como mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con cáncer, VIH o alguna enfermedad crónica.

Señaló que es necesario que todos estén al pendiente de los síntomas que puedan sentir para identificar si tienen la enfermedad; entre los que se encuentran: fiebre, tos, dolor de cabeza, estornudos, malestar general, dificultad para respirar e irritación de la garganta.

En caso de detectar los síntomas, la persona debe valorar si se encuentra en alguno de los grupos de riesgo antes mencionado, de ser así, deberá contactar a la línea que pone a disposición la Secretaría de Salud para recibir orientación a qué centro de salud acudir.

“Si crees que tienes síntomas de COVID-19, lo siguiente que tienes que preguntarte es si perteneces a la población vulnerable de la pandemia, si presentas alguna de estas condiciones, es prioritario y muy importante que recibas atención en centros de salud u hospitales, nosotros te podemos decir a cuál acudir, llama al 800 012 3456”.

En caso de que la persona detecte que presenta un malestar prolongado que ponga en riesgo su vida, deberá llamar de inmediato al 911 para solicitar su traslado a un centro hospitalario.

Sin embargo, en caso de no ubicarse en el grupo de riesgo y presentar síntomas leves, deberá aislarse permanentemente por los siguientes 14 días, tiempo en el que la enfermedad desaparecerá por sí sola.

Entre otras recomendaciones, recordó que se debe revisar que se cuente con todos los medicamentos para atender la enfermedad en donde vives, en caso de padecer alguna condición crónica, así como elaborar un plan familiar por alguna emergencia.

Por Andrés Salomón