Ciudad de México.- Aunque el presidente López Obrador afirmó que, a la fecha, las petroleras privadas no habían producido “un solo barril de petróleo”, en realidad sí lo han hecho desde 2016, aunque en un nivel marginal, muy lejos de los previsto  luego de recibir los contratos derivados de la reforma energética impulsada por el gobierno anterior.

 La petrolera canadiense Renaissance Oil, que ganó tres contratos de licencia para extracción petrolera en áreas terrestres de Chiapas dentro de la tercera fase de la Ronda 1, confirmó la primera producción de un operador privado en el país tras la reforma energética: 708 barriles diarios de crudo y 5.9 millones de pies cúbicos diarios de gas del 10 al 31 de mayo del 2016, que representaron 0.03 y 0.1% de la producción del país en ese momento.

Entre mayo del 2016 y octubre del 2018 la producción de crudo a partir de los contratos otorgados a privados —excluyendo las asociaciones con Pemex— osciló entre 1,470 y 19,329 de barriles diarios, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Durante esos 30 meses, las petroleras diversas a Pemex han producido poco más de 157,000 barriles de petróleo crudo.

En lo que va del 2018, la producción privada ha promediado 12,611 barriles diarios, apenas 0.7% de la producción nacional promedio, que es de 1.85 millones de barriles diarios. La CNH proyecta que para el 2019 la producción promedio sea de 14,900 barriles diarios y escale hasta 280,000 barriles en el 2024.

¿Usted qué opina?: