Puebla, Pue.- Sexoservidoras denuncian ser víctimas de abusos y vejaciones de parte de los elementos de Seguridad Pública.

La Unificación de Sexoservidoras, A.C., denunció que siguen siendo víctimas de vejaciones por parte de elementos de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, a cargo de María Lourdes Rosales Martínez, por lo que exigió un alto a la represión; a la par de que denunciará ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) los actos de los que son víctimas.

De acuerdo con la representante, María Lourdes Hernández Castillo, del encuentro que sostuvieron con autoridades municipales no hubo avances, sólo que se establecerían mesas de trabajo, que no siguieron, posterior a la primera reunión.

En rueda de prensa Hernández Castillo insistió en establecer una zona de tolerancia entre los límites de Puebla y Tlaxcala, aunque es de recordar que dicho planteamiento fue desechado por el Ayuntamiento de Puebla, por lo que, afirmó, seguirán en las calles cerca de 500 mujeres, hasta encontrar solución a sus demandas.

Informó que además de que les piden dinero o sexo a cambio de no ser remitidas ante el Juzgado Calificador, han padecido levantones aun cuando no están en funciones, incluso en presencia de sus hijos.

En el encuentro con los medios de comunicación, estuvo presente también Hilario Gallegos, activista social, quien anunció que alistan varias denuncias en contra del Ayuntamiento de Puebla por violaciones a los derechos humanos de las sexoservidoras, pero esto lo harán ante la CNDG y no en el estado, pues el actual presidente Adolfo López Badillo sólo es una maceta en el corredor.

Por Jorge Barrientos