**Para tramitar permisos o vacaciones tienen que dar a cambio ‘un regalo’ a Adolfina Hernández

AGUA DULCE, Ver.- Elementos de la Policía Municipal señalaron estar cansados de los tratos que reciben de la encargada del área administrativa de la corporación, Adolfina Hernández Montiel, quien además funge como enlace supervisor de los recursos del Fortaseg para este municipio, donde se han registrado serias irregularidades.

Los uniformados, quienes por obvias razones piden mantenerse en el anonimato, señalaron en entrevista que Hernández Montiel es la encargada de organizar las vacaciones y permisos, trámites que se agilizan a favor del solicitante cuando se da a cambio algún regalo, por ejemplo, un kilogramo de camarón.

Recientemente, la corporación recibió veinte armas nuevas -diez armas cortas y diez largas-, las cuales fueron asignadas por Hernández Montiel solamente a los elementos de dos patrullas 02 y 03 divididas en dos guardias, es decir, que solamente hay diez armas nuevas al servicio de la ciudadanía en cada turno.

Por otro lado los elementos que no son del agrado del elemento administrativo, han recibido armamento viejo para realizar labores de infantería en la zona urbana, a pesar de que en las credenciales proporcionadas por la SSP tienen asignados rifles de alto poder.

Los inconformes también revelaron que Hernández Montiel solamente labora de lunes a viernes en horario de oficina y no ha participado en los cursos de la SSP en la capital del estado, nunca ha realizado labores operativas y aun así ostenta el cargo de policía segundo -solamente hay seis con ese nivel en la corporación-, con un salario bruto de 9,811.24 pesos, que sin impuestos queda en 8,847.64 pesos, mientras que la mayoría de los uniformados que diariamente arriesgan la vida en las calles apenas perciben 6,560.90 pesos mensuales.

FORTASEG

También se conoce que este elemento policíaco funge como ‘enlace administrativo’ del ayuntamiento con la federación para la administración de los recursos del Fondo de Fortalecimiento para la Seguridad Pública (Fortaseg), aprobando y firmando de conformidad el uso de los recursos, como en el caso de las “cámaras fantasma”.

En el ejercicio fiscal 2016 el gobierno municipal adquirió cámaras fotográficas para los elementos de Seguridad Pública municipal, por un monto total de 317,400 pesos correspondientes a 138 unidades, de acuerdo a la información proporcionada por el propio ayuntamiento al Órgano de Fiscalización Superior del estado de Veracruz (ORFIS), la adquisición del equipo fotográfico corresponde al número de obra 2016302046074, misma que al cierre del ejercicio está catalogada como ‘terminada’.

En el mismo informe del ayuntamiento se establece que las 138 cámaras adquiridas son de marca Sony modelo DS300, un modelo que no existe en el mercado; con un valor unitario de 2 mil 300 pesos para el total de 317,400 pesos, como se publicó en febrero de este año, Seguridad Pública Municipal solamente recibió 34 cámaras fotográficas, para una plantilla de 61 elementos activos, mismas que corresponden al modelo DSCW 800 de la compañía Sony.

Esto indica que solamente se invirtieron 78 mil 200 pesos para la compra de las 34 unidades, mientras que se desconoce el destino de 239,200 pesos de las 104 cámaras faltantes; es decir, un daño patrimonial de casi un cuarto de millón de pesos.

Por Alfredo Santiago H.

 

Redes