Papantla, Ver.- Inconforme con las sentencias emitidas por el juez civil de Papantla, así como las resoluciones emitidas por el Tribunal Superior de Justicia del Estado, donde se estableció la ilegalidad de la escritura y se decretó la nulidad de la misma, condenando al notario público DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA y RAÚL LÓPEZ ESTEBAN por haber realizado actos ilegales en un predio en disputa con valor de 25 millones 129 mil 452 pesos. EL NOTARIO PAPANTECO, a través de la vía del amparo intentó echar abajo esas resoluciones, pero tampoco se vio favorecido, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) también le dio la razón al abogado Juan Manuel Polo Jiménez y sus clientes; la resolución final con la que prácticamente se dejaba sin opción al notario y sus cómplices se emitió el 22 de marzo del 2018, y aunque los demandantes pensaron que habían salido victoriosos, un año después los asesinaron a tiros sobre la carretera Papantla-Poza Rica. Regresaban justamente de una audiencia.

Luego de que la SCJN emitiera la resolución a favor de Marilú Aguilera García e Isidoro Jiménez Pérez, en su carácter de albacea, la señora Marilú Aguilera interpuso una demanda contra  DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA por considerar que ella y su familia habían sufrido un daño económico patrimonial provocado por el falso contrato de compra-venta y la entrega de escrituras apócrifas a Raúl López Esteban, quien fingió haber celebrado el contrato con Balbino Jiménez Pérez, bajo la asesoría legal de LIC. CARLOS ASDRÚBAL PANTOJA DE LA CRUZ; tras varios años de litigio, finalmente los tribunales federales determinaron la invalidez del supuesto contrato de compraventa, además de que se comprobó que el acto traslativo de dominio y las actuaciones en la dirección de Catastro Municipal tenía múltiples irregularidades, que finalmente evidenciaron que nunca existió la firma del finado Balbino Jiménez Pérez, como supuesto vendedor del inmueble ubicado en la carretera Poza Rica-Cazones, a la altura del kilómetro 47, en el predio conocido como La Victoria, Papantla.

Se tiene documentado que en su desesperación por apoderarse del inmueble, cuyo valor es de más de 25 millones de pesos, el 9 de agosto del 2017, Carlos Asdrúbal Pantoja de la Cruz se presentó para desalojar a los demandantes valiéndose de una orden que obtuvo mediante triquiñuelas legaloides de parte del juez primero de primera instancia del distrito judicial de Papantla. Él mismo se presentó al lugar para ejecutar junto con policías del estado, la orden del desalojo y tomar la posesión de inmediato en base a ese mandamiento.

Entre las peticiones establecidas dentro de su demanda, la difunta Marilú Aguilera, a través de su abogado, el difunto Juan Manuel Polo Jiménez, solicitó:

“Que se declare por RESOLUCIÓN JUDICIAL FIRME, que la NOTARÍA PÚBLICA NÚMERO SEIS de este DISTRITO JUDICIAL DE PAPANTLA, VER., deberá ser cerrada de manera definitiva por haber realizado su titular actos de corrupción y faltar a la verdad al realizar un instrumento público en perjuicio del patrimonio de la suscrita.

Según el documento presentado en el juzgado civil de Papantla el 28 de noviembre del 2018, además de DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA, la parte afectada demandaba al COLEGIO DE NOTARIOS PÚBLICOS DEL ESTADO DE VERACRUZ, así también a El GOBIERNO DEL ESTADO VERACRUZ-LLAVE, este último, quien sería encargado de resarcir el daño ocasionado por el actuar fraudulento del notario público número 6 de Papantla, Ver.

Dentro de su apartado de hechos, la demanda expresa lo siguiente:

“Es de mencionar que el SR. BALBINO JIMÉNEZ PÉREZ falleció el día 10 de DICIEMBRE DEL AÑO 2012, en el domicilio ubicado en CARRETERA POZA RICA-CAZONES, EJIDO LA VICTORIA KILOMETRO 47, DEL MUNICIPIO DE PAPANTLA DE OLARTE, VERACRUZ, este nunca procreó hijos y nunca fue casado, por ello, es que mi mandante ISIDORO JIMÉNEZ PÉREZ denunció el JUICIO SUCESORIO INTESTAMENTARIO A BIENES DEL SR. BALBINO JIMÉNEZ PÉREZ, con fecha 14 de enero del año 2013, bajo el expediente número 23/2013-III, del libro índice del JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA de la ciudad de PAPANTLA DE OLARTE, VERACRUZ. Declarados herederos de la SUCESIÓN los SRES. ISIDORO, RAYMUNDA, JUANA Y MARÍA DEMETRIA, TODOS DE APELLIDO JIMÉNEZ PÉREZ”.

En este sentido, llama la atención que pese a que Balbino Jiménez Pérez falleció el 10 de diciembre del 2012, hay diligencias que supuestamente él firmó, pero que fueron realizadas en el año 2013. Es el caso de una constancia de no adeudo que supuestamente solicitó en el ayuntamiento de Papantla el 4 de abril del 2013. Esta y muchas otras irregularidades fueron tomadas en cuenta para que los jueces que conocieran del caso, y condenaran el actuar del notario en mención.

Habían sido muchos años de pelear un asunto en el que Marilú Aguilera García y su esposo Isidoro Jiménez Pérez, desde un principio sabían que tenían la razón, pero el notario de Papantla se aferraba a demostrar lo contrario; en su demanda del 28 de noviembre también hacía constar que “El notario público demandado dio fe pública de que el SR. RAÚL LÓPEZ ESTEBAN como comprador, realizó supuestamente un acto traslativo de dominio, consistente en el contrato de compraventa celebrado con BALBINO JIMÉNEZ PÉREZ como vendedor. Contenido en LA ESCRITURA PÚBLICA NÚMERO 21962, DEL LIBRO 178, DE FECHA 27 DE SEPTIEMBRE DEL AÑO 2012, realizada ANTE LA FE PÚBLICA DEL LIC. DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA, NOTARIO PÚBLICO NÚMERO SEIS DE LA CIUDAD DE PAPANTLA DE OLARTE, VERACRUZ”.

En una demanda previa (2014), radicado en el juzgado segundo de PRIMERA INSTANCIA, bajo el número de expediente 10/2014-V, se demandó al SR. RAÚL LÓPEZ ESTEBAN y al LIC. DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA, donde se buscó obtener por resolución del juez la nulidad de los actos simulados de la escritura que contenían la operación de compra-venta realizada por BALBINO JIMÉNEZ PÉREZ con el SR. RAÚL LÓPEZ ESTEBAN, por tener como antecedente “QUE LA FIRMA DE BALBINO JIMÉNEZ PÉREZ NO FUE PUESTA POR PUÑO Y LETRA DE ÉSTE EN EL LIBRO DE PROTOCOLO DEL ARCHIVO DEL NOTARIO PÚBLICO Y QUE DIO NACIMIENTO AL INSTRUMENTO PÚBLICO mencionado en este escrito”.

La demanda en poder de este medio informativo comprueba que, primero, un juez de Papantla determinó la nulidad de las escrituras al advertir que nunca hubo tal contrato de compra-venta, “por ello, con fecha 28 de febrero del año 2017, el JUEZ SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA DEL DISTRITO JUDICIAL DE PAPANTLA DE OLARTE, VERACRUZ dictó SENTENCIA CONDENATORIA en contra del SR. RAÚL LÓPEZ ESTEBAN Y LIC. DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA, en su carácter de NOTARIO PÚBLICO NÚMERO 6 DE ESTE MISMO DISTRITO JUDICIAL. La cual es sus puntos RESOLUTIVOS señaló lo siguiente (en lo conducente): TERCERO: – Se condena al NOTARIO PÚBLICO NÚMERO SEIS DE ESTA CIUDAD, a la inexistencia del contrato de compra-venta celebrado entre BALBINO JIMÉNEZ PÉREZ como vendedor y RAUL LÓPEZ ESTEBAN como comprador, respecto del bien (señalados párrafos anteriores y que por obvio de repetición se tengan por reproducidos los mismos). QUINTA: – Se condena al SR. RAÚL LÓPEZ ESTEBAN a la RESTITUCIÓN Y/O REIVINDICACIÓN y entrega total como material a la actora, del bien inmueble motivo del juicio, mismo que cuenta con una superficie de 18,270.65 metros cuadrados, en todo en cuanto de hecho como por derecho le corresponda, cuyas medidas y colindancias se destacan en el contrato de compra venta destacadas en el INSTRUMENTO PÚBLICO mencionado en este escrito.

Lo anterior obligó a interponer el recurso de apelación en contra de dicha sentencia y el expediente natural fue turnado ante los magistrados en turno del Tribunal Superior Justicia de Veracruz que admitieron el recurso, y fue la segunda sala en materia civil, con fecha 31 de mayo del 2017, quienes resolvieron, quedando intocados los puntos PRIMERO, SEGUNDO, TERCERO Y CUARTO, RESOLUTIVOS DE LA MISMA”, dentro del TOCA NÚMERO 972/2017.

Pero DONACIANO ESTEBAN COBOS NAVA no se daba por vencido y al no verse favorecido, nuevamente optó por acudir al amparo y protección de la justicia de la unión, radicando los juicios de amparo 590/2017 (Donaciano Esteban Cobos Nava) mientras que para Raúl López se radicó el 592/2017, promovidos ante el Segundo Tribunal Colegiado del séptimo circuito de Veracruz. Para su mala suerte, el 1 de febrero del 2018, ambos amparos fueron negados.

El abogado Juan Manuel Polo parecía aproximarse cada vez más a su objetivo, que era dar inicio a la ejecución de las sentencias de los juicios en donde ya se había declarado la nulidad de las escrituras públicas y las condenas al notario COBOS NAVA y a Raúl López Esteban, pero el citado fedatario COBOS NAVA promovió recurso de inconformidad, el cual se radicó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación bajo los números de expedientes 1789/2018 y 1790/2018. El 22 de marzo del 2018, el presidente del máximo tribunal de justicia en el país decidió desechar por ser notoriamente improcedentes dichos recursos de inconformidad, quedando firme la sentencia dictada en el juicio de amparo promovido por el notario público Lic. Donaciano Esteban Cobos Nava, en la cual se estableció la negativa de la Justicia Federal Constitucional. Casualmente y por demás extraño, 120 días después de que Marilú Aguilera García y su abogado Juan Manuel Polo Jiménez interpusieran sus demandas en contra del notario público DONACIANO ESTEBAN COBOS N., fueron acribillados el 27 de marzo del 2019.