Nueva Esperanza, Tab.- Una familia está de luto en el ejido de Nueva Esperanza luego de un niño de 10 años fuera asesinado por su propio tío.

Las primeras versiones apuntan a que se trató de una venganza que involucra la herencia de unos predios.

Se sabe que César “N”, de 60 años, se encontró en la carretera con sus sobrinos Ana, de 19 años, y Carlos, de 10 años, quienes caminaban junto a un campesino.

De pronto, el hombre de la tercera edad sacó una pistola y les disparó. Ana resultó herida solamente, sin embargo, Carlos falleció por los impacto de bala.

Hasta el momento se desconoce el paradero del homicida.

 

¿Usted qué opina?: