Ciudad de México.- Pese a las amenazas que recibió un comerciante para no denunciar a un falsificador de billetes, éste le dijo que llamaría a la patrulla aun cuando le advirtió que dos días después de que saliera de la cárcel, si es que era investigado, su cabeza estaría colgada en algún lugar de la ciudad.

A través de las redes sociales se hizo circular un video en el que se muestra cómo es amenazado el comerciante, que dijo que era un delito falsificar billetes, y en respuesta a esto el presunto estafador le advirtió lo que iba a pasar: lo iban a detener y en 48 horas estaría fuera, regresaría para agredirlo.

El sujeto se transportaba en un vehículo color blanco, acompañado de una mujer y una menor de edad, y hasta el momento ninguna autoridad ha dado declaración sobre este caso, y se desconoce si ya fue identificado.