Bali, Indonesia.- Argentina cae más allá de las peores expectativas. Al presentar el FMI sus previsiones de otoño anticipa que este año el crecimiento de la nación sudamericana no será de 0.4 por ciento sino que tendrá cifras negativas, de menos 2.6 por ciento, sin que se vean aún resultados de los 57 mil millones de dólares de créditos que el Fondo concedió al gobierno de Mauricio Macri.

Las causas del derrumbe argentino hay que buscarlas en “las condiciones financieras mundiales más estrictas, junto con un escándalo de corrupción interna (la llamada “causa de los cuadernos”, donde constan presuntos pagos de sobornos vinculados a la obra pública durante el kirchnerismo) y una incertidumbre persistente sobre el éxito del plan de estabilización [de la moneda] subyacente al programa con el FMI”

Asimismo, la institución que dirige Christine Lagarde redujo sus perspectivas de crecimiento para México de 2.3 a 2.2% para 2018 y de 2.7 a 2.5 para 2019, en un contexto mundial donde se observan señales de menor inversión y desempeño de las manufacturas, así como un aumento más débil del comercio.

¿Usted qué opina?: