Poza Rica, Ver.- Después de los resultados negativos que obtuvo el PRI en las últimos procesos electorales, hasta el momento las oficinas de dicho instituto político se encuentran cerradas y no existe actividad alguna.

El dirigente local Rodrigo Márquez, indicó que el cierre de las oficinas en la colonia Obrera, se debe a que los integrantes del sindicato de empleados municipales “Eduardo Núñez Marín”, les solicitó la entrega del inmueble que durante muchos años estuvieron ocupando.

“Estamos esperando las indicaciones de la nueva dirigencia estatal de nuestro partido, pero ya tenemos unas oficinas más amplias donde en breve estará instalado el Comité Directivo Municipal”, informó el dirigente.

Comentó que en la presente semana se reunirá en Xalapa con su líder estatal, y en base a las indicaciones que reciba se determinará si se realizará una reestructuración de la dirigencia y cada una de las carteras.

Descartó que ante la situación por la que atraviesa el PRI se este dando una desbandada de organizaciones al interior del mismo, aunque reconoció que no han sostenido reuniones desde el año pasado.

Comentó que en breve la militancia habrá de reagruparse de nueva cuenta en Poza Rica y se convocará todas las organizaciones y sectores, para iniciar una nueva etapa dentro del tricolor.

Por Fabián Martínez

Gráficas Fernando Barrientos

¿Usted qué opina?: