Ciudad de México.- La primera iniciativa para despenalizar el cultivo, la siembra, la producción y consumo de amapola con fines medicinales ha sido presentada en el Senado por cortesía del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El argumento del legislador Manuel Añorve es que las reformas al código penal federal y a la ley de salud beneficiarían a los enfermos terminales, quienes requieren de dosis que mermen el dolor.

“Se calcula que al menos la mitad de personas que mueren anualmente en México lo hacen sin acceso a cuidados paliativos, los que generalmente incluyen el suministro de distintos derivados del opio”, reveló.

Explicó que “esta situación se debe, en parte, a la sobrerregulación que ha tenido la práctica médica para prescribir estas sustancias, algo que reconocen incluso la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

¿Usted qué opina?: