Ciudad de México.- Mediante un oficio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) admitió ante el Instituto Nacional Electoral (INE) que infló el padrón de sus militantes, esto ante la amenaza de que por cada caso irregular se aplicara una multa de 48 mil pesos, lo que equivaldría a dos mil 500 millones de pesos.

Y es que en 2014 había seis millones 545 mil 923 militantes del tricolor, sin embargo, ahora hay un 80 por ciento menos, es decir, sólo un millón 159 mil 320 priistas, de acuerdo con el texto firmado por Marcela Guerra Castillo, la representante del PRI ante el INE.

La revelación se da a unos meses de que se lleve a cabo la renovación de la dirigencia nacional, prevista para septiembre y en la que los militantes votarán de manera directa.