Londres, Inglaterra.- El príncipe Felipe, ha decidido dejar de manejar, después de que estuvo involucrado en un choque que dejó a dos mujeres heridas.

El Palacio de Buckingham dijo que “después de considerarlo cuidadosamente”, el esposo de la reina Isabel II “ha tomado la decisión de entregar voluntariamente su licencia de conducir”.

El auto volcó y Felipe salió de su auto con ayuda de otros pero no resultó herido. Dos mujeres que iban en el auto resultaron heridas, aunque no de gravedad, y un bebé de nueve meses tampoco resultó lesionado.