Estados Unidos.-Este martes Jay Inslee, gobernador de Washington dio a conocer una ley que permitiría que los restos humanos tengan otro fin ajeno a la inhumación o cremación, abriendo la posibilidad de convertirse en composta.

Inslee señaló que así como la ceniza esparcida de los fallecidos cremados, de este método que mezcla los restos humanos con pequeños trozos de madera, tierra y paja el abono o composta obtenida podría ser dispersada en alguna área verde donde sea necesaria, contribuyendo así a mejorar al medio ambiente.

La propuesta que da una opción diferente al embalsamiento o incineración podría entrar en vigor en mayo de 2020.