Xalapa, Ver.- Contrariados se encuentran alcaldes porque les obligan a devolver a ambulancias que les fueron entregadas en comodato durante el mandato de Miguel Ángel Yunes Linares.

Cabe recordar que la Secretaría de Salud  informó que la solicitud dirigida a los ayuntamientos para la devolución de 68 ambulancias obedece a observaciones de los entes fiscalizadores federales, posterior a una entrega indebida de éstas por la pasada administración.

El 25 de abril de 2018 el Seguro Popular adjudicó a los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER) recursos provenientes de 2017 para la compra de 88 ambulancias, estipulando que las unidades solo tenían que darse a hospitales y centros de salud de SESVER debidamente acreditados e incorporados como prestadores del Sistema de Protección Social en Salud, de acuerdo con la normatividad.

En torno a esto, el alcalde de Zongolica Juan Carlos Mezhua Campos dijo que esta decisión afecta directamente a la población, situación que parece una incongruencia, ya que la semana pasada la Secretaría de Salud certificó y firmó en comodato otro periodo más.

Señaló que desconoce qué ocurre pero a él  ya le firmaron otro año de comodato, por lo que asume que Zongolica no está en ese caso.

Juan Carlos Mezhua considera que a su municipio sí se le quedará la unidad de Sirena para seguir dando servicio a las 158 comunidades.

El alcalde de Medellín Hipólito Deschamps Espino Barros, por su parte, dijo que a ellos sí les afecta porque Sirena da servicio a 165 comunidades

En el caso de Medellín de Bravo  con esta ambulancia se atiende a 165 localidades  y por las distancias es muy importante contar con una de ellas en su municipio, por lo que espera que eso se tome en cuenta.

Hay inconformidad con esta medida, aunque consideran que no es por política, porque no creen que el gobierno ponga en riesgo a la población por algo así.

Esperan que  reconsideren esta devolución, ya que en los ayuntamientos el personal está listo siempre para atender los llamados de emergencia y seguramente en los hospitales quedarán olvidadas y arrumbadas porque no hay personal que las atienda,  mientras que en los municipios se les está dando buen uso.