Tantoyuca, Ver.- Con la llegada de pipas de abastecimiento de combustible se considera que el servicio se ha normalizado, por lo que se garantiza que la situación está bajo control y no habrá desabasto.

Apenas el fin de semana se registró el cierre del servicio de la gasolinera González, lo que generó que la población cayera en pánico debido a que se consideró que la situación sería como en otros puntos del país, donde los automovilistas esperaban horas para ser atendidos.

Una empleada de una de las gasolineras, Norma Alicia Zavala, indicó que el problema del desabasto fue a causa de una situación interna de la empresa, pues el conductor de la pipa tuvo que hacer unos trámites y eso retrasó la llegada del combustible.

Asimismo, reconoció que ahora con las revisiones que se hacen en la refinería, el tiempo de llegada de la pipa a la gasolinera pudiera ser de un poco más, pero el abasto está garantizado.

Por otra parte, mientras disfrutaban de su desayuno, otros empleados dijeron que ahora, después del alboroto del fin de semana, ni ventas hay, motivo por el que la gasolinera lucía sola.