Culiacán, Sin.- Cansada de las borracheras de su esposo, una mujer decidió agregarle laxante a sus caguamas, para hacerlo creer que se estaba volviendo alérgico, sin embargo la situación se le salió de las manos. José Brayan terminó en el hospital, con deshidratación severa.

Michel “N” estaba harta de que casi a diario su esposo llegaba tomado o consumía bebidas alcohólicas dentro de casa, por lo que buscó en internet y encontró que podría agregar aceite de ricino y extracto de ciruela a sus bebidas. Así lo hizo. Pensó que era buena idea ir subiendo la dosis, para lograr un efecto paulatino.

En su declaración el hombre refirió que se le hizo extraño que su esposa le ofreciera cervezas, sin embargo no pensó  mal de ella y sólo “se dejó querer”.

De un día para otro José Brayan comenzó a presentar diarrea, pero se aliviaba con un medicamento de libre venta. Fue entonces cuando su esposa comenzó a decirle que se estaba volviendo alérgico a la bebida alcohólica.

Él no creyó nada de eso, sólo dijo que el problema no era grave, así que no dejaría de tomar.

Como José Brayan seguía con su problema, Michel decidió aumentar la dosis y vertió todo el aceite de ricino y extracto de ciruela en una caguama.

A la media noche el esposo se levantó al baño en múltiples ocasiones, en algunas ni siquiera alcanzó a llegar.

Ante esto Michel se lo llevó al hospital, donde finalmente confesó su crimen.

Ahora ella está detenida, acusada de homicidio en grado de tentativa.

Redes