Ciudad de México.- La Secretaría de Salud federal dio la orden para que a partir del 1 de agosto del 2019 se cancelen en su totalidad los recursos destinados a los alumnos de las carreras de Odontología, Nutrición y Sicología.

A los pasantes de servicio social de Medicina y Enfermería que dan servicios en clínicas y centros de salud en zonas rurales tampoco les fue bien y sus becas sufrirán un recorte a la mitad.

Mediante un oficio, la dependencia solicitó a todas las áreas médicas un informe del número de alumnos que otorgan servicio a la población, los cuales serán reducidos a la mitad.

La medida es parte de la política de austeridad republicana implementada durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, que ya empezó a hacer mella justamente en el sector salud con la renuncia de Germán Martínez al frente del IMSS, quien reprochó el recorte presupuestal.