Nuevo León, Méx.- En una sola audiencia que duró menos de 30 minutos un Juez mixto de lo Civil y Familiar Oral de Cadereyta, Nuevo León, realizó un divorcio masivo.

De esa manera, el Juez Rogelio Escamilla Garza, otorgó la disolución de matrimonio a 67 parejas, un procedimiento que –explicó- es muy sencillo y no es necesario dedicarle mucho tiempo, pues existen juicios más graves los cuales sí requieren más tiempo de estudio.

En la audiencia, el juez colocó a los hombres de un lado y a las mujeres del otro y en 36 minutos estaban todos divorciados y, tan contentos, que hasta aplaudieron para dar concluida la ceremonia

¿Usted qué opina?: