Agua Dulce, Ver.- Durante esta semana se celebraron actividades culturales en el marco del Tercer Festival Internacional de Lectura Agua Dulce Caracola 2018, organizado por la poeta hidrómila, Mariangel Gasca Barradas, quien convocó a 12 artistas, poetas y escritores de países como Albania, Puerto Rico, Cuba, Hungría, Bulgaria y de distintas partes de México.

Por ejemplo, niños de la escuela primaria “Leona Vicario”, de Tonalá, disfrutaron de presentaciones musicales y talleres ofrecidos por artistas internacionales, cuyos traslados y alimentos han sido posibles gracias a diversos patrocinadores locales y regionales, además del apoyo de la sociedad civil y de la Sección 26 de Las Choapas.

El objetivo de este festival cultural es hacer llegar actividades culturales a escuelas y comunidades, donde el acceso a conciertos, obras de teatro y talleres es muy difícil, ya sea por motivos económicos o por la ubicación geográfica del plantel, detalló Mariangel Gasca.

La entrevistada opinó que la preocupación fundamental de este festival, que se celebra cada tres años y en esta ocasión se da la tercera edición, es que la sociedad pueda acceder a la cultura y actividades lúdicas en tiempos de violencia generalizada en Veracruz.

Entre los invitados destacaron los poetas húngaros János Markus Barbarossa y Ana Lilia Jaszenovich; el flautista búlgaro, Iván Hristov; el saxofonista cubano, Carlos Quezada; además de los poetas Jorge Iván Corona, Marisa Boullosa, Xhevdet Bajraj, Edgardo López Ferrer y Ricardo Pérez Quitt.

También hubo presentaciones en la escuela “Amado Nervo”, así como en el auditorio del Activo Bloque Sureste 04 de Pemex, y finalmente realizaron una presentación especial en plaza Forum, en Coatzacoalcos.

Marisa Boullosa, mexicana que forma parte de la troupe de este evento, opinó que “traer estas actividades a sitios tan alejados y con poco acceso a programas culturales profesionales tiene el objetivo de ser transformadores, aunque no pueden transformar la vida de todos, pero sí al menos se siembra la semilla de la cultura y el interés por el arte en uno de estos pequeños habrá valido la pena”.

La poeta húngara, Lilia Jaszenovich, quien no habla español, pero sí inglés, fue entrevistada sobre su participación en este festival y declaró que es la primera vez que visita México, pero se ha sentido muy emocionada por la conducta amable y amistosa de Agua Dulce, además de que le llaman la atención los colores y la comida, especialmente las quesadillas “con queso”, rio.

Oriunda de Transilvania, de 27 años, desde pequeña sintió el acercamiento a las letras y las bellas artes, por lo que decidió estudiar danza, además de escribir poesía en donde refleja sus sentimientos. “Son muy importantes este tipo de actividades para los niños”, sentenció sobre el acercamiento de este tipo de manifestaciones culturales a los pequeños, especialmente en municipios como Agua Dulce.

¿Usted qué opina?: