Pánuco, Ver.- Dueños de guarderías aseguran que la federación no está tomando en cuenta las necesidades que las estancias tienen mes con mes.

Lo anterior, declarado por Ruth Vanesa Sosa Jiménez, responsable de la guardería “Creciendo Feliz de El Moralillo, quien además explicó que se les entregaba una beca por mes, y de ahí se utilizaba el recurso para mantenimiento del inmueble, así como para dotarlo de insumos que se aplicaban en entregarlo a los pequeñines.

“Con ese recurso se pagaba el agua, la renta, la luz eléctrica, y el sueldo de las asistentes para los niños, por lo que tal recorte nos afecta sobre manera”, abundó.

Detalló que actualmente tienen 35 niños y, de estos, un porcentaje alto son hijos de madres solteras que se dedican a despicar camarón en la colonia Morelos del vecino municipio de Tampico, por lo que el ingreso de estas mujeres es muy magro.

Recordó que la estancia “Creciendo Feliz”, se derivó de las necesidades de los residentes de El Moralillo, pues tenían que viajar hasta el municipio de Tampico y les generaba onerosos gastos.

Hizo alusión que otra de las casusas de la apertura de la estancia, fue que tristemente los propios familiares que se quedaban a cargo de los niños, es que estos últimos eran ultrajados por los adultos.

Explicó que ante este recorte por parte de la federación, se reunión con la sociedad de padres de familia, a fin de buscar soluciones que aterricen en el mejoramiento de la estancia infantil.

Dijo que los padres se comprometieron a ayudar trayendo frutas y verduras, pagando su cuota mensual de 250 pesos, cantidad considerada como simbólica en relación con otras estancias de la zona conurbada.

Por Francisco Díaz

¿Usted qué opina?: