Tuxpan, Ver.- Luego de que habitantes de 13 comunidades de este municipio y algunas otras más del municipio Álamo manifestaron su preocupación al diputado federal Marco Antonio Medina Pérez sobre las posibles afectaciones que pueden sufrir tras la construcción del puente Tuxpan 2 que da continuación de la autopista Tuxpan-Tampico, éste indicó que continúan las pláticas en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Indicó que se está haciendo lo necesario con la empresa Mota-Engil, a efecto de que se rectifiquen todas las anomalías y problemas que se tienen en los cruces de las comunidades, los drenes pluviales que se hicieron mal, evitando el desfogue de los esteros hacia el afluente, inundando las zonas productivas de ese lugar, donde se cosecha el plátano, naranja y otros productos agrícolas.

Explicó que estos diálogos se encuentran en últimos momentos, casi por establecerse los acuerdos que se van a desarrollar, precisamente para que se tenga una solución a la problemática a la brevedad.

Dijo que se ha podido ver un cambio de actitud en las autoridades federales, así como de la misma empresa, quienes han escuchado a los habitantes de las comunidades y asumen el problema como uno de alto riesgo, buscando el punto de vista de Conagua, que era la dependencia que faltaba incluir.

“Es la dependencia que faltaba para dar su punto de vista, ellos tienen muy claro los riesgos de los cuerpos de agua y de las temporadas de torrenciales que afectan a las poblaciones, sin duda alguna, lo que ellos determinen será importante para que se logre un acuerdo que permita dar solución al problema”.

Sin embargo, aún queda pendiente el tema de los cables aéreos que tiene tendidos la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mismos que son de alta tensión y que temen que éstos puedan ser causantes de algún accidente por la altura de los vehículos que transitan por el puente Tuxpan 2 como traileros y autobuses que cada día son más altos.