Ciudad de México.- La reforma energética prometía una producción de tres millones de barriles diarios y esto no ha sido así, criticó el presidente Andrés Manuel López Obrador y explicó que si no la ha cancelado es porque no les dará gusto a sus adversarios.

“¿Qué decían nuestros adversarios? Que íbamos a confiscar bienes, que se iban a cancelar los contratos, pues nada de eso vamos hacer; en el caso de la reforma energética lo que está quedando de manifiesto es que fue un fracaso”, exclamó.

Actualmente, dijo, sólo se extraen un millón 760 mil barriles diarios de petróleo, cifra muy por debajo de la estimada cuando se impulsó la reforma energética. “Si eso no es un fracaso, ¿qué es?”, recalcó el mandatario tabasqueño.

López Obrador anunció que se creará una estrategia para potencializar la producción energética.

¿Usted qué opina?: